La fotografía, una poderosa arma en la era del E-commerce

Dicen que una imagen vale más que mil palabras, y no podría estar más de acuerdo en los tiempos que corren. Tal es la importancia de los elementos visuales hoy en día que la elección de fotografías en la era del e-commerce puede llegar a ser un factor decisivo en el éxito o el fracaso de una campaña.

En el e-commerce, la elección de una u otra fotografía supone un aumento de impacto, por ende de las ventas. Así mismo, las redes sociales que ayudan a aumentar la conciencia de marca, ahora las podemos usar como plataformas de venta social, que cada vez es más dependiente de imágenes innovadoras y de calidad que acompañen al mensaje.

La fotografía ha evolucionado con las técnicas digitales actuales, provocando que todo el mundo tenga acceso a realizarlas pero no olvidemos, que en el campo más profesional, requiere especialistas, como todo.

Ahora hablemos del tipo de fotografías a los que me refiero:

La fotografía de producto, su funcionalidad le exige una adaptabilidad a los intereses más técnicos que tienen por finalidad resaltar las características de un producto, hablamos de una capacidad promocional que busca exponer con un alto nivel de detalle el producto, un factor importante para sacar partido a las campañas o tiendas online.


La fotografías lifestyle es uno de los estilos de fotos más comunes a la hora de vender un producto, es la fotografía del producto siendo usado o expuesto en una superficie, haciendo alusión a un determinado ‘estilo de vida’. Este tipo de imágenes tienen mucha participación ya que humaniza el producto.


Gracias al estudio realizado por convinceandconvert analizando más de tres mil fotografías publicadas por marcas de retail se pudieron extraer algunos insight relevantes:

En el 40% de las imágenes publicadas por las marcas no aparecía ninguna persona.

En el 5% de los casos aparecía sólo una parte del cuerpo.
En el 55% restante aparecía al menos una persona en la imagen.

El principal insight que se puede extraer del estudio es que las fotografías en las que no aparecen personas generan un mayor engagement que aquellas en las que sí aparece gente. Uno de los principales motivos es que permiten que la gente proyecte una imagen de ellos mismos en las fotografías.

La campaña publicitaria es un plan de publicidad amplio para una serie de anuncios diferentes, pero relacionados, que aparecen en un o diversos medios durante un periodo específico. Se trata de un plan a corto plazo que, por lo general, funciona durante un año o menos.


Aquí, la fotografía promocional o publicitaria, cumple la funcionalidad de adaptabilidad a los intereses comerciales que tienen por finalidad el aumento de las ventas o servicios, hablamos de una capacidad promocional que busca crear un deseo/necesidad en el público.

En conclusión, siempre es recomendable recurrir a profesionales del sector para todos los casos.

A mi punto de vista, la fotografía producto y la fotografía publicitaria son dos cosas diferentes y a su vez totalmente necesarias, ya que están hechas para diferentes fines. En una fase inicial, es imprescindible contar con buenas fotografías de producto, para luego alimentar las estrategias de marketing digital con el material promocional necesario según los objetivos marcados. Así también, las campañas publicitarias cumplen su función promocional pero para mayor efectividad debe convivir con un buen archivo de fotografía lifestyle.


0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Sobre el blog

JennyGuillen.com es un sitio web de mi carrera y vida profesional. Encontraréis información referente a la Comunicación, Marketing Digital y Social, Producción Creativa, Moda, Belleza y Fotografía, así como artículos sobre lo que me apasiona. Este espacio también os permitirá conocer a otros emprendedores y hacer amigos con gustos afines sobre cosas creativas y con estilo. ¡Bienvenidos!

Sígueme por e-mail

Sígueme por Facebook

Sígueme por Twitter

Lo más visto